TOXINA BOTULÍNICA

La toxina botulínica es una neurotoxina conocida por su capacidad para generar parálisis muscular temporal. En el campo de la estética, se utiliza en el tratamiento de las arrugas faciales. Al inyectarse en los músculos faciales, la toxina bloquea las señales nerviosas que causan la contracción muscular, lo que suaviza temporalmente las arrugas y líneas de expresión. En Clínica Leventis utilizamos toxina marca Botox ®

 

Categoría:
Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “TOXINA BOTULÍNICA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *